Praga

maria-sef

Reconozco que existía cierta resistencia a visitar la ciudad, la imaginaba hermosa pero atestada de visitantes. Cuando llegué se confirmaron las dos intuiciones, pero sin duda la belleza de la ciudad te atrapa y una vez allí me sorprendió que aún a pesar de tratarse de un lugar diferente al que vivo, me sentí como en casa…